Revista MotorcycleProNews
La revista del profesional

¿ITV LIBRES?

Alfonso 12 de agosto de 2013 Editorial No hay comentarios
¿ITV LIBRES?

Todo parece indicar que se avecina un cambio en la actual estructura de la red de inspecciones técnicas de vehículos. O al menos eso es lo que pretende el gobierno; liberalizar el sector y dar entrada a todos aquellos agentes susceptibles de proporcionar el mismo servicio que las actuales estaciones de la AECA-ITV, la patronal del sector de la inspección.

El pastel en juego es importante, alrededor de 500 millones de euros anuales, hasta ahora repartidos entre unas 60 empresas que gestionan cerca de 400 centros de inspección, y todo indica que el ministerio quiere levantar la veda para que nuevos comensales se sumen a ese interesante banquete.

Más allá de la conveniencia, la idoneidad o el fondo real del trámite en sí, la inspección técnica se ha convertido en suculento bocado del que nadie quiere perder dentellada, porque no nos engañemos, al final del camino la intención es siempre la misma, hacer negocio.

Los actuales gestores del servicio argumentan que no se puede ser juez y parte y que la entrada en escena de concesionarios, talleres, compañías de transporte, aseguradoras… sólo redundará en una reducción de la calidad y fiabilidad de las inspecciones.

Sin embargo todos conocemos perfectamente la neutralidad del servicio actual, las facilidades para pasar la inspección en una estación y los obstáculos para hacerlo en otra.

Demasiado bien lo saben los fabricantes y distribuidores de la industria auxiliar, los engorrosos y en ocasiones imposibles trámites que han tenido que sufrir muchos usuarios para instalar determinados componentes y accesorios que por otra parte, disponen de certificaciones y homologaciones a nivel europeo perfectamente reconocibles.

Mucho nos tememos que después de todo el argumento de la seguridad seguirá siendo una simple pantalla tras la que se escudan los intereses económicos de siempre. ¿O acaso se ha hablado en algún momento de unificar criterios entre comunidades o incluso de homogeneizar el baremo entre estaciones? ¿Seguiremos sometidos a la arbitrariedad de los inspectores de turno? ¿Se caerá en el todo vale si se liberaliza el servicio como temen los dueños actuales del negocio?

¿Caerá alguien en la cuenta y se consultará a los diferentes sectores para establecer criterios reales y lógicos sobre las mínimos de  seguridad exigibles a los vehículos o los seguirán dictando desde un remoto despacho en función de inconfesables intereses?

Pronto veremos el rumbo que sigue este tormentoso servicio.

Te gusta este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Deja tu comentario